Publicado el: 4 julio de 2015

Los ´segundos coches´ sufren un 38% más de accidentes

Segundos cochesLos coches de uso ocasional sufren un 38% más de accidentes que los vehículos de uso cotidiano, según revela el estudio de la web de comparación de seguros, Acierto.com. Su carácter deportivo y su mayor potencia, a lo que se añade el perfil del conductor, son las principales causas de su mayor siniestralidad.

El verano es época de largos desplazamientos por carretera hasta los diferentes destinos vacacionales elegidos por los españoles, pero también es tiempo de utilizar los conocidos como vehículos ocasionales, aquellos automóviles que, como las segundas residencias, se suelen disfrutar en momentos de asueto. Sin embargo, este tipo automóviles no está exento de riesgos y, de hecho, sufre un 38% más de accidentes que los vehículos habituales, según revela un estudio llevado a cabo por el comparador de seguros Acierto.com, tras analizar la información de más de 50.000 comparativas realizadas en su sistema.

“Son varios los factores que influyen en esta mayor siniestralidad de los vehículos de uso ocasional frente a los de uso habitual: fundamentalmente, se trata de automóviles a los que sus conductores están menos acostumbrados, de mayor potencia, deportivos, de manejo más dinámico, y conducidos por un perfil de usuario más propenso a sufrir accidentes”, explica Carlos Brüggemann, co-fundador de la web. “Del mismo modo, añade, estos vehículos se usan frecuentemente en vías de circulación desconocidas para sus conductores, y durante las épocas vacacionales”.

En efecto, según datos del estudio elaborado por el comparador de seguros, los vehículos de uso ocasional se caracterizan por ser de carácter deportivo y descapotables (la frecuencia de vehículos ´coupé´ o ´cabrio´ es más del doble que en automóviles de uso habitual) y más potentes (en concreto, con una potencia media superior en un 11%). También cabe destacar que su uso medio se sitúa en 4.200 km al año, menos de la mitad que un vehículo de uso habitual.

A estas características se suman las del perfil de su conductor, que en la mayoría de los casos son varones (un 75% del total) con una media de edad de 42,5 años (2,5 años más que la de los vehículos habituales). Y es que la edad del conductor es también un aspecto clave en lo referido a los accidentes de automóvil, puesto que los conductores ocasionales de entre 60 y 95 años sufren casi 4 veces más accidentes que la media de los automovilistas españoles debido a que se trata de un perfil de conductor que no utiliza el vehículo con regularidad tampoco en su vida diaria.

El hecho de que el verano sea la época en que más se utilizan los vehículos ocasionales también es clave para explicar su mayor nivel de siniestralidad, puesto que suelen ser conducidos por vías a las que no están habituados sus conductores.