Publicado el: 18 julio de 2017

Las averías más comunes en verano

pequena averiasCon la llegada del verano, las escapadas son una opción preferida por muchos conductores. Esta temporada y según señalan informen oficiales, se prevén casi 84 millones de desplazamientos por carretera entre el 1 de julio y el 31 de agosto. Sin embargo, no sólo es importante poner a punto los planes vacacionales, sino también el vehículo.

Si bien el calor suele ser sinónimo de playa, también puede serlo de averías en los sistemas principales del automóvil. Por ello, ALD Automotive ofrece a sus conductores una serie de recomendaciones para conducir de manera segura este verano:

– El sistema de frenado: pastillas, líquido de freno y amortiguadores. Sus componentes son elementos muy sensibles al calor, que al sobrecalentarse puede producir el fenómeno conocido como ‘fading’. Esta anomalía provoca un exceso de hundimiento del pedal de freno que anula su función de parar al vehículo. Además, las altas temperaturas hacen disminuir su duración y aumenta el consumo de líquido de frenos.

– Los neumáticos. La presión de los neumáticos también puede verse afectadas por las elevadas temperaturas. Aunque los cuidados necesarios varían según el tipo de neumático, la atención a la presión y las paradas periódicas para dejar que se enfríen son precauciones comunes a todos ellos.

– El sistema de refrigerado. En este período del año es fundamental comprobar los niveles de líquido refrigerante para asegurar el correcto funcionamiento del engranaje y así poder mantener el motor a la temperatura idónea.

– Limpiaparabrisas, servodirección y líquido de frenos. Antes de partir hacia el destino conviene revisar y poner a punto sus niveles para evitar averías en carretera.

– Mención también los retenes del radiador y el condensador. Estos elementos pueden presentar un funcionamiento anormal a causa de las temperaturas elevadas.

– Por último, ha de prestarse especial atención a los objetos que se dejan en el interior del vehículo -espejos, perfumes, mecheros o materiales inflamables-, para así evitar daños en el interior o en el exterior del vehículo.

Además de estos cuidados para evitar averías durante los desplazamientos para la época estival, es necesario recordar a los conductores que continúen con las buenas prácticas al volante y presten especial atención durante los trayectos largos para poder preservar la seguridad de los integrantes del vehículo y demás usuarios de la vía.