Publicado el: 13 julio de 2015

La presión de los neumáticos, clave para viajar seguros este verano

Control presión neumáticosEl pasado 1 julio comenzó el dispositivo especial que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha desarrollado para este verano, pues durante los meses de julio y agosto se producen las operaciones de salida más importantes del año.

Se espera que se realicen más de 81 millones de desplazamientos, un 3,85% más que el año pasado. Sumándonos a esta iniciativa de involucrar a los conductores en la seguridad vial, queremos poner de manifiesto la importancia que tiene circular con los neumáticos con la presión correcta. Según indican algunos estudios, entre el 40 y el 45% de los vehículos recorren nuestras carreteras con estos elementos con baja presión.

“Los neumáticos son una de las partes a la que menos importancia le dan algunos conductores. Sin embargo, tienen una influencia directa sobre el comportamiento dinámico del vehículo, disminuyendo sus prestaciones si su presión es inferior a la marcada por el fabricante” señala Javier Cabanas, director de nuestra Escuela de Conducción ALD. Circular con una baja presión de los neumáticos asimismo produce un incremento de los gastos de mantenimiento, un aumento del consumo de carburante, un desgaste más rápido e incide directamente en la seguridad vial. “El neumático es uno de los tres elementos de seguridad activa y es el único que está en contacto con el suelo. Una baja presión produce un menor agarre en curva, pérdidas de trayectoria y un aumento de la distancia de frenado” añade el director de nuestra escuela.

Por todo ello, hacemos hincapié en la importancia que tiene comprobar las presiones, incluyendo la del neumático de repuesto, al menos una vez al mes y principalmente, antes de emprender un largo viaje, pues hay circunstancias que pueden ocasionar un descenso de la presión. Un simple pinchazo, una válvula en mal estado o una llanta golpeada pueden producirlo, pero si verificamos la presión habitualmente, podremos dar solución de inmediato.

Además de esta recomendación, queremos indicar a los conductores la necesidad de verificar la presión con el neumático frío o cuando haya recorrido menos de 4 km; pero si nos vemos obligados a hacerlo en caliente, debemos aumentar un 0,3 bar la presión recomendada por el fabricante y comprobarla nuevamente cuando los neumáticos estén fríos. Pero sobre todo, es aconsejable seguir los consejos del productor del vehículo o del propio neumático, ya que ellos son los que mejor conocen las condiciones de uso.