Publicado el: 13 marzo de 2014

La nueva apuesta de Ford pasa por el GLP

La nueva apuesta de Ford pasa por el GLPFord ha anunciado el lanzamiento de una nueva gama que estará compuesta por motores bifuel en los que el AutoGas (nombre comercial de Repsol del GLP o Gas Licuado de Petróleo) tendrá un protagonismo muy importante. Esta nueva gama, que está ya a la venta en los concesionarios españoles y que también entra dentro del PIVE 5, está integrada por los modelos Fiesta, B-MAX, Focus y C-MAX.

Estos modelos, que son idénticos a sus homólogos movidos por combustibles convencionales tanto en motorización como en comportamiento dinámico, tecnología avanzada y máximos niveles de seguridad, ofrecen una reducción sustancial en las emisiones de NOx y CO2 y una mayor autonomía de combustible.

En cuanto a la motorización, en el caso de Fiesta y B-MAX está disponible para el motor de gasolina Duratec 1.4, y sobre la base del motor de 1.6 Ti-VCT para Focus y C-MAX . La preparación de los vehículos Ford AutoGas se realiza directamente en fábrica, por lo que todos los modelos cuentan con la garantía Ford de dos años.

La principal ventaja de esta nueva gama es que son bifuel. Esto quiere decir que utilizan dos depósitos, uno de gasolina y otro de GLP que pueden alimentar el motor según las necesidades del conductor. De esta forma, si se agota un combustible el vehículo puede funcionar sin ningún problema con el otro. El resultado es una autonomía extendida que en el caso de Ford se sitúa en todos los casos por encima de los 1.200 km y, que puede alcanzar los 1.400 km en el Focus.

Ford se suma así a la tendencia de otras marcas en España como Fiat y Opel para promover el uso del gas como un combustible alternativo.

ALD Automotive mantiene una fuerte apuesta por el GLP como fuente de energía para su flota de vehículos. Así, durante el pasado mes de junio suscribió un importante acuerdo con Repsol para promover en el mercado del renting de los vehículos impulsados por GLP.

Gracias a este acuerdo, Repsol incentivará tanto los contratos de renting para los vehículos GLP suscritos con ALD como su repostado en su red de estaciones de servicio mediante la tarjeta SOLRED-ALD, mientras que ALD aplicará una política de precios competitiva en la oferta de vehículos GLP.

Como consecuencia de este acuerdo, los titulares de flotas de automóviles impulsados por GLP podrán beneficiarse de apoyos de Repsol al montaje de puntos de suministro particulares en sus propias instalaciones. Además, ALD promoverá entre los fabricantes de automóviles que se comercialicen en el mercado español nuevos modelos de vehículos GLP, tanto turismos como comerciales ligeros.