Publicado el: 22 mayo de 2017

La importancia de cambiar el filtro del aceite

El cambio del filtro del aceiteUno de los elementos que requieren un mantenimiento frecuente en nuestro vehículo es el filtro del aceite. Con un filtro en mal estado, las partículas de suciedad no son eliminadas y el motor sufre hasta dañarse. ALD Automotive recuerda a sus conductores que es importante sustituir el dispositivo para prevenir graves averías.

La función del filtro es evitar que las partículas en suspensión del aceite, como las partículas metálicas, los residuos de combustión o las impurezas del combustible se introduzcan en el motor. Cuando el filtro del aceite se deteriora por su uso o se obstruye, puede producir averías como recalentamiento, obstrucción o corrosión de las distintas partes del propulsor.

Es recomendable no reparar el filtro del aceite, sino sustituirlo por uno nuevo, puesto que se puede deteriorar la pieza y evitar su funcionamiento óptimo. Lo ideal es sustituirlo siguiendo las indicaciones del fabricante, aunque a modo orientativo se estima que el cambio del filtro debe efectuarse a los 5.00-10.000 kilómetros cuando se utilizan aceites minerales derivados del petróleo, hasta 15.000 kilómetros si el aceite es semisintético, 20.000 para aceite sintético y hasta 30.000 para los denominados longlife.

El desgaste también varía en función del uso del vehículo. Por ello es importante seguir las recomendaciones que nos facilita el fabricante en el libro del vehículo. ALD Automotive recomienda examinar el estado del aceite de los vehículos y seguir el plan de revisiones recomendado por el fabricante, la mejor garantía de mantener el vehículo en óptimas condiciones, de reducir el riesgo de averías y lo más importante, garantizar la seguridad vial evitando fallos mecánicos.