Publicado el: 14 noviembre de 2013

La carrocería de los futuros coches Volvo servirá de almacén de energía

La carrocería de los futuros coches Volvo servirá de almacén de energíaLa firma sueca de automóviles Volvo está experimentando en la actualidad una modificación en la carrocería de sus vehículos, de tal forma que puedan contribuir de forma activa al almacenamiento de energía producida durante la marcha.

Este ambicioso proyecto se basa en la utilización de paneles de fibra de carbono, en los que se sustituiría su núcleo central por unas células independientes en forma de supercondensadores, que permitirían el almacenamiento mucha energía disponible de forma prácticamente instantánea.

Gracias a la utilización de estos nuevos “superpaneles”, Volvo lograría además reducir notablemente el peso total del vehículo, ya que la fibra de carbono aportaría la rigidez suficiente al conjunto del vehículo, y sustituyendo a los actuales paneles de aluminio presentes en la actualidad, mucho más pesados.

Entre las ventajas que enumera Volvo sobre estos nuevos paneles energéticos, destacan su seguridad en caso de accidente, el hecho de no necesitar conductos de refrigeración adicionales, la reducción del espacio necesario para la batería tal y como se concibe actualmente, o el hecho de que las células de energía presentes en ellos no se degraden con el paso del tiempo.