Publicado el: 9 enero de 2017

Kia desvela el nuevo Picanto, su apuesta por los vehículos urbanos

Kia desvela el nuevo Picanto, su apuesta por los vehículos urbanosEl Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2017, que se celebrará durante el mes de marzo, será el escenario elegido por el fabricante coreano Kia para la presentación de la nueva entrega del Picanto, su modelo más pequeño.

Está previsto que la generación venidera de este utilitario asiático llegue al mercado durante el tercer cuarto de este mismo año. ¿Las novedades principales? Un diseño renovado, una dotación tecnológica acorde a la generación actual y un aumento de la calidad de sus materiales.

Al igual que ocurre con la próxima generación del Kia Rio, se ha diseñado, además de en Namyang (Corea del Sur), en Frankfurt (Alemania) para adaptarlo más a los gustos de los consumidores europeos. Una de las claves de su apariencia deportiva es una anchura de vías 15 cm mayor que su predecesor, con el que comparte longitud -4,04 m- aun ofreciendo más espacio en el habitáculo y capacidad de almacenamiento en el maletero.

En lo que se refiere al interior, no hay nada mínimamente parecido al Picanto al que sustituye, sino más bien al próximo Kia Rio 2017. Nos encontramos con una gran pantalla multimedia en lo alto de la consola central y con un pequeño display entre los diales de velocidad y rpm que hace las veces de ordenador de a bordo. El sistema de infoentretenimiento podrá ser compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y llaman la atención unos aireadores laterales colocados en disposición vertical, además de un nuevo volante y una consola central completamente diferente a la del Picanto actual.

Si hablamos de motores, hemos de comentar que el próximo Kia Picanto seguramente esté acompañado de dos pequeños motores turbo gasolina de 1.0 y 1.2 litros -con 100 y 120 CV, respectivamente-, si bien los escalones de acceso a la gama serán mecánicas atmosféricas de gasolina con una potencia más modesta. Eso sí, todo parece indicar que será posible escoger opcionalmente una caja de cambios automática.