Publicado el: 10 junio de 2017

El uso del GPS podría incluirse en el examen de conducir

navegador_intEl Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, ha explicado en la última Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso cuáles serán las líneas de actuación de la DGT en los próximos meses. El objetivo fundamental es continuar reduciendo las cifras de siniestralidad en las carreteras tras los datos negativos obtenidos en 2016 y aumentar la calidad en la formación de los conductores jóvenes, introduciendo cambios y novedades en los exámenes para obtener el carné de conducir.

Tomando como ejemplo el Reino Unido y su ‘Driver and Vehicle Standars Agency’, la institución homóloga, la DGT en España,  valora la posibilidad de introducir el uso del dispositivo GPS en el examen práctico de conducir. Su introducción supondría un cambio importante, ya que hasta ahora es el examinador el que va dando las instrucciones de circulación al estudiante durante su prueba práctica.

En Reino Unido, esta nueva medida está sustentada por unos datos que afirman que la mitad de los conductores británicos utilizan el GPS mientras conducen. Con la nueva normativa, el propio examinador proporcionará el navegador y lo configurará con la ruta de destino. No obstante, el candidato podrá igualmente seguir valiéndose de las señales de tráfico y preguntar al examinador por detalles concretos de la ruta.

Por otro lado, la DGT en España pretende introducir cambios también en el examen teórico con la introducción del vídeo. Los estudiantes visualizarán en un vídeo una situación de tráfico y deberán elegir la mejor solución. Además, el objetivo de cara a 2018 es que todos los exámenes teóricos sean iguales, terminando con los exámenes en papel y eliminando la base de datos de la DGT con más de 19.500 preguntas.

Según Gregorio Serrano, el 60% de los alumnos supera el examen teórico pero un 52% no es capaz de aprobar el examen práctico a la primera. Una situación a tener en cuenta y que la DGT quiere invertir.