Publicado el: 22 enero de 2014

Ford se vuelca con los discapacitados facilitando coches de pruebas

Ford se vuelca con los discapacitados facilitando coches de pruebasA partir de ahora, los discapacitados interesados en adquirir un vehículo Ford adaptado podrán acudir a su concesionario y, además de probarlo in situ, optar a una serie de servicios gratuitos como extensión de garantía a cinco años, asesoramiento respecto al mercado laboral, asistencia ante problemas médicos, información sobre normativa, ayudas…

Algo tan normal como probar un vehículo en el concesionario antes de comprarlo es una realidad que, hasta hoy, estaba vetada a los conductores discapacitados que, en la mayoría de las ocasiones, tenían que adquirir su vehículo “por recomendaciones” comentan desde la Fundación ONCE, firmante del acuerdo de colaboración con Ford, “y, más tarde, lanzarse a la aventura para homologarlo”.

Todos estos problemas se han acabado con el Plan Adapta, una iniciativa por la que cualquier discapacitado podrá solicitar una prueba de un vehículo Ford especialmente adaptado a sus necesidades -según la marca, las modificaciones que ofrecen satisfacen las necesidades del 80% de los conductores discapacitados– y, si se decide a adquirirlo, lo obtendrá, tras las oportunas modificaciones que serán realizadas por la empresa especializada Caradap; totalmente homologado y con todos los papeles en regla. Como cualquier otro vehículo a la venta en la actualidad.

Ford ofrecerá en sus vehículos desde mandos de aceleración o frenada en el volante a adaptaciones de interior aptas para transportar sillas de ruedas, pasando por rampas extensibles o asientos giratorios para acceder al vehículo. En concreto, la marca estadounidense ofrecerá estas modificaciones en los B-Max, C-Max, Tourneo Connect, Transit Custom y Transit 350 L -para la que ofrece incluso una transformación que permite el transporte de cuatro discapacitados en sus respectivas sillas de ruedas-.

Ford ofrecerá a aquellos discapacitados que adquieran uno de sus vehículos modificados importantes descuentos en el precio de venta -que se suman a las ventajas de adquisición vigentes por la actual Ley: la aplicación de un IVA del 4% en la compra del vehículo y la exención del pago del impuesto de matriculación- y una serie de servicios gratuitos, englobados bajo la denominación Ford Protect Life Adapta, que comprenden la ampliación de garantía hasta los 5 años, la asistencia ante un problema médico, el traslado al médico u hospital, asesoramiento y formación de cara a la inserción en el mercado laboral o información sobre novedades relacionadas con la discapacidad como becas, ofertas de empleo, ayudas…