Publicado el: 6 febrero de 2014

Flexibilidad y equipamiento, claves en el nuevo Opel Meriva

El nuevo Opel MerivaOpel ha presentado la tercera generación de su monovolumen pequeño, el Opel Meriva, que se caracteriza por una mayor flexibilidad en lo que a espacio interior se refiere, por un nuevo motor diésel más eficiente, y por un equipamiento de infoentretenimiento más completo.

El nuevo Meriva, que llegará a los concesionarios españoles a lo largo de este mes de febrero, destaca por su línea continuista, aunque la firma de Russelheim ha trabajado en tres importantes áreas de mejora: la introducción de un nuevo motor diesel 1.6 CDTI que sustituye al 1.7 hasta ahora vigente; la implantación de un nuevo sistema de infoentretenimiento, con una clara vocación de seguridad al intentar evitar toda distracción por parte del conductor; y la introducción de pequeños detalles de diseño para otorgar al Meriva un aspecto más lujoso.

A estos tres detalles se unen las características propias del modelo, como el sistema de apertura de las puertas traseras, en sentido contrario, que ya estaba presente desde la segunda generación, o la apuesta por las banquetas posteriores movibles para lograr una mayor comodidad y ergonomía para los pasajeros.

En su interior, el gran protagonista es el nuevo sistema Intellilink, con el que el teléfono móvil se integra prácticamente por completo en el vehículo. Derivado del que ya llevan modelos como el Adam o el Insignia, este sistema de infoentretenimiento cuenta con una pantalla de 7 pulgadas a color en la que se integra tanto la información sobre la reproducción multimedia (es capaz de recibir y reproducir mediante Bluetooth la música presente en el Smartphone) como las llamadas y el navegador GPS. Todo ello fácilmente manejable desde los mandos del volante y, en la versión alta de gama, la Navi 950 Intellilink, también mediante comandos de voz que facilitan centrarse en la conducción sin distracciones, siendo capaz de leer en voz alta los mensajes recibidos.

Pero si por algo destaca esta tercera generación es por el aspecto mecánico, en el que Opel ha trabajado intensamente. Por un lado, se ha incorporado un nuevo motor diesel, el 1.6 CDTI, que sustituye al 1.7 que estaba presente hasta ahora. Este nuevo propulsor rinde 136 CV, con un par de 320 Nm y un consumo de sólo 4,4 l/100 km. Durante la prueba que llevó a cabo la revista Autofácil en la presentación internacional en Niza, su consumo se situó bastante cerca del consumo declarado por la marca, con una media de 5.3 l/100 km.

En los próximos meses, Opel continuará introduciendo nuevas motorizaciones en la gama, que pasarán por un 1.6 CDTI con 110 CV, que podrá reducir su consumo hasta los 3,8 l/100 km aumentando en un 16% la potencia del actual 1.3 al que sustituirá. Además se mantienen dos opciones en propulsores de gasolina, los 1.4 Turbo con 120 y 140 CV.