Publicado el: 14 julio de 2014

Especial Verano: Cómo reaccionar en caso de accidente

Especial Verano: Cómo reaccionar en caso de accidenteReaccionar correctamente tanto si se presencia un accidente como si se sufre uno es muy importante. La Ley obliga al conductor a parar y prestar auxilio en caso de accidente, y no hacerlo es considerado como delito de omisión de socorro.

 

1- La prestación de auxilio.
2- Declaración Amistosa de Accidente.

1- La prestación de auxilio.

Detención del vehículo: Siempre en un lugar seguro, lo suficientemente apartado de la circulación para evitar nuevos incidentes. El conductor debe colocarse siempre el chaleco reflectante antes de salir del vehículo, y siempre mantener las medidas de seguridad necesarias para no sufrir daños personales.

Llamada a los servicios de emergencias: Es importante llamar lo antes posible al 112 y dar el mayor número de datos relativos al siniestro: punto kilométrico donde ha ocurrido el accidente, número de heridos o de vehículos implicados, descripción de la situación actual, etc.

Atención a los heridos: Lo más importante es no moverlos ni sacarlos del interior de los vehículos si aún permanecen en ellos para no causarles más lesiones –excepto en situaciones especiales, como casos de incendio o peligro de nuevas colisiones-. En todo momento se debe intentar que los heridos permanezcan conscientes, para lo que se les debe hablar y hacer que se comuniquen. Si pierden la consciencia, se debe practicar el boca a boca –tapar la nariz, abrir la boca del herido e insuflar aire en sucesivas bocanadas hasta que su tórax suba-. Si es motorista nunca retirar el casco.

Si existen heridas que sangren abundantemente, es necesario presionar la herida con un trapo limpio durante 10 minutos y, si se empapa, poner uno nuevo encima –nunca hay que retirar la capa en contacto con la herida, ya que podría reabrirla o aumentar la gravedad-.

– Si hay heridos con quemaduras, no es recomendable quitarles la ropa, sino aplicar agua durante unos minutos en la zona afectada.

– Cuando lleguen los servicios de emergencia, es imprescindible dejarles trabajar con total libertad y no intervenir a no ser que ellos indiquen lo contrario.

 

2- Declaración Amistosa de Accidente.

– Si no llega a un acuerdo con los implicados en el accidente, no se debe firmar la Declaración Amistosa de Accidente.

– Si existe algún conflicto o diferencia con los implicados, se tiene la posibilidad de avisar a la autoridad y solicitar el número de atestado.

– Si por algún motivo no es posible rellenar la Declaración Amistosa de Accidente, se debe anotar con el mayor detalle posible la fecha, el lugar, la descripción del accidente, los daños ocasionados y el nombre del conductor contrario; también se deben tener en cuenta los datos de todos los implicados –es imprescindible anotar la matrícula, el número de póliza y su compañía aseguradora-, así como los datos de los posibles testigos –nombre, DNI y teléfono-.

– Se debe recopilar el mayor número de datos que sea posible, tanto de vehículos como de objetos que hayan resultado dañados a consecuencia del accidente.

– Si el accidente se produce en alguna gasolinera, parking, túnel de lavado, etc., se debe solicitar una hoja de reclamación, así como la póliza y la compañía aseguradora del concesionario del servicio en el que ha ocurrido.

– Aunque alguno de los implicados esté ausente, no se debe en ningún caso abandonar el lugar del accidente sin verificar si se han ocasionado daños, facilitando los datos de contacto a todos los afectados.

– Es necesario tener en cuenta que un estacionamiento indebido, el exceso de velocidad o cualquier otra infracción no determina la culpabilidad en un accidente. Por eso, no se debe asumir responsabilidades en el accidente basándose en esos conceptos.

– Cuando se poseen todos los datos del accidente, es importante comunicarlos lo antes posible a la aseguradora o a ALD Automotive en el fax 91 709 71 18 o a través del e-mail seguros@aldautomotive.com para agilizar la reparación de los daños ocasionados en el vehículo.