Publicado el: 9 junio de 2015

El óxido de hierro podría eliminar la contaminación

contaminacion_intEl óxido de hierro puede tener la solución a la contaminación de todas las grandes ciudades. Investigadores del grupo de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba han descubierto que es capaz de neutralizar el óxido de nitrógeno, gases contaminantes producidos por la industria y los transportes que pueden producir enfermedades respiratorias como enfisemas o bronquitis.

Un óxido de hierro, parecido a los que dan ese color rojizo característico a Marte o al Río Tinto, denominado hematita, tiene una capacidad que puede ser de ayuda para la reducción de la contaminación que se produce por los gases emitidos en tubos de escape y fábricas. El compuesto es capaz de reducir la presencia de óxidos de nitrógeno, gases liberados al aire por combustiones y que generan en la atmósfera, por ejemplo, la famosa boina parduzca que tiene Madrid cuando hay mucha contaminación y un tiempo estable.

De forma convencional, el óxido de hierro se suele emplear para reducir los efectos de los NOx en la atmósfera. Este material es útil en ciudades con muchas horas de luz solar como Madrid o Barcelona, pero no lo es tanto en los entornos urbanos con poca incidencia solar o localizados en el norte y centro de Europa o en Norteamérica, con un mayor número de días nublados y bajos niveles de rayos UVA.

Ahora, investigadores del grupo de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba han dado con la hematita u óxido de hierro como una nueva solución a la contaminación. Es la primera vez que un equipo científico emplea este material para la descontaminación de gases nocivos NOx. Este óxido de hierro es bastante común y, gracias a diversos estudios en laboratorio, pudieron confirmar que la hematita era un material eficiente para la eliminación de los óxidos de nitrógeno que contaminan la atmósfera.