Publicado el: 14 diciembre de 2016

¿Cuándo debemos utilizar cada tipo de alumbrado de nuestro vehículo?

luces cocheLas luces son uno de los elementos más importantes del coche, pues nos permiten ver y ser vistos por el resto de vehículos. Además adquieren mayor importancia en situaciones como inmovilizaciones en vías mal iluminadas, circulando dentro de un túnel o en carreteras secundarias. Por ello, es necesario contar con un correcto alumbrado en cada circunstancia y revisar todos los componentes de iluminación. La compañía de renting y gestión de flotas del grupo financiero Société Générale, ALD Automotive, es consciente del papel que tienen las luces del vehículo en la seguridad vial.

El alumbrado del coche cuenta con seis tipos diferentes de luces, que se deben utilizar para circunstancias concretas. Por eso, ALD Automotive quiere hacer hincapié en las funcionalidades de cada una de ellas para educar a los conductores en su correcto uso y además hace diferencia entre las luces para ver y para ser vistos.

Luces para ver:

  • Luz de cruce. Este alumbrado se usa siempre de noche en todas las vías y de día, en aquellas carreteras con niebla, mucha lluvia, nevada o insuficientemente iluminadas. Además, su uso es obligatorio en túneles, carriles reversibles y habilitados para circular en sentido contrario.
  • Luz de carretera. Esta iluminación sólo se debe usar de noche y en carreteras con poca luz. En cambio, se aconseja cambiar a la luz de cruce si se deslumbra a peatones y a otros conductores de frente o por los retrovisores.
  • Antiniebla delantera. Tiene un papel fundamental para reforzar la iluminación de las dos anteriores. Esta luz potente, baja y ancha, nos ayuda a seguir las líneas del borde de la calzada en circunstancias de mala visibilidad.

Luces para ser vistos:

  • Marcha atrás. Esta luz tiene como objetivo advertir a los conductores y peatones de que el vehículo circula hacia atrás. Asimismo ilumina la parte trasera del coche a la hora de realizar maniobras, facilitando la conducción.
  • Posición. Este alumbrado acompaña a las luces cortas, largas y antiniebla, y sirven para indicar la posición y anchura del vehículo.
  • Antiniebla trasera. Esta luz señaliza la situación del vehículo cuando hay niebla espesa, lluvia o nevada intensa. Si no se usa correctamente, puede deslumbrar a los conductores que van detrás.

Con estos consejos, ALD Automotive quiere concienciar a los conductores sobre la importancia de las luces en la conducción y en la seguridad vial, haciendo hincapié en la necesidad de conocer su uso específico.