Publicado el: 2 diciembre de 2015

Crecen las ventas de neumáticos de invierno en España

Neumatico_inviernoCambiar los neumáticos del coche según la estación se está convirtiendo cada año en algo cada vez más habitual en España. Teniendo en cuenta que el frío multiplica por seis los riesgos de accidente de tráfico, este invierno está previsto que haya 800.000 vehículos circulando por las carreteras españolas con cubiertas de lluvia, según indica Grupo Andrés, primer distribuidor exclusivo e independiente de neumáticos en España y Portugal.

Durante los próximos cuatro meses se prevé que se vendan más de 500.000 neumáticos de invierno para turismos, furgonetas y todo terreno, lo que representa un crecimiento del 25 por ciento con respecto al ejercicio precedente.

Con estos datos, se constata la importancia cada vez mayor del neumático de invierno en nuestro país, especialmente entre los conductores que circulan de continuo por su mitad norte: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Castilla-León, Madrid, Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha, sin olvidar las estribaciones de las cadenas montañosas.

Según explica Eduardo Salazar, Director General de Grupo Andrés, «Las cubiertas de invierno deben instalarse en cuanto las temperaturas caen por debajo de 7 grados. Estos neumáticos reducen los riesgos de accidente en lluvia, hielo o nieve hasta en un 38 por ciento, según datos europeos».

El punto clave es la seguridad. Grupo Andrés recuerda que los neumáticos convencionales necesitan hasta 5 metros más que las cubiertas de invierno para detener un turismo que ruede sólo a 50 km por hora cuando se frena a fondo en piso mojado, y la distancia se incrementa hasta 11 metros más que las gomas convencionales al circular sobre nieve a 50 por hora.

Otro ejemplo muy gráfico: los neumáticos convencionales también necesitan 8 metros más, el equivalente a 2 automóviles de tipo medio situados uno a continuación de otro, para detener por completo un coche que ruede sobre hielo a solo 30 km por hora. Además, la seguridad en frenadas de los neumáticos de invierno llega acompañada de una mejora de estabilidad en curva.