Publicado el: 5 octubre de 2017

Claves para ser un conductor “diez”

claves buen conductor_ALD_SGarantizar la seguridad vial depende en gran medida de la actitud del conductor. Existe una serie de puntos clave que deben estar presentes en la conducción y que garantizan las buenas prácticas al volante:

  1. Posición al volante. Mantener la espalda al respaldo y las piernas un poco flexionadas para llegar correctamente a los pedales. Comprobar que los retrovisores están bien colocados, situar las manos sobre el volante en la posición de las tres menos cuarto, abrochar el cinturón de seguridad e iniciar la marcha.
  2. Respetar los límites de velocidad. Es importante atender a las señales viales que nos marcan los límites, que varían en función del tipo de vía por el que circulamos, para no cometer excesos de velocidad.
  3. Freno. Anticiparse al momento de la frenada es una de las claves que determina una buena conducción. En caso de tener que frenar fuertemente para evitar una colisión, es importante asegurarnos de que no ponemos en riesgo al conductor del vehículo que nos sigue y dirigir el volante hacia un sitio seguro.
  4. Mantener la distancia de seguridad. Respetar la distancia con el vehículo que circula delante de nosotros es esencial para evitar colisiones por alcance y facilita el adelantamiento de los demás vehículos.
  5. Conducción en curvas. Para tomar la curva de manera correcta y con la mayor seguridad posible es necesario frenar antes de entrar en ella, con el coche todavía en posición recta. A continuación, el volante debe girarse con ambas manos y realizar el trazado cuidadosamente.
  6. Evitar distracciones. Para evitar perder la concentración debemos programar el GPS antes de emprender la marcha, no utilizar dispositivos electrónicos o el móvil, evitar comer o beber.
  7. Revisar el vehículo antes de viajar. Es importante comprobar el buen estado de determinados componentes, como los neumáticos, los niveles de líquidos, limpiaparabrisas, etc.
  8. Cambios de carril. Es obligatorio utilizar los intermitentes para advertir al resto de conductores sobre nuestras maniobras. De esta forma reducimos significativamente la posibilidad de colisión.
  9. Comprobar la carga. Distribuir la carga equitativamente en la zona habilitada para su transporte evitará su contacto con los ocupantes en caso de frenada. Además, el conductor tiene la obligación de transportar únicamente el número de personas que permiten las plazas homologadas, y recordarles la obligación de utilizar el cinturón de seguridad.
  10. Conducción sostenible. Consumir menos también es sinónimo de ser buen conductor. Evitar acelerones, utilizar marchas largas y una adecuada presión de los neumáticos harán que se reduzca el consumo y la emisión de gases a la atmósfera.

Javier Cabanas, director de la escuela de conducción de ALD Automotive recuerda que “además de estos puntos, es importante que los conductores respeten las zonas destinadas al tránsito de peatones, el último de los requisitos para ser considerado un conductor “diez”.