Publicado el: 10 octubre de 2016

¿Cómo ser el copiloto perfecto?

consejos copilotoEn nuestros trayectos en coche, la seguridad vial no sólo depende del conductor, sino que también corresponde al copiloto. Ser el acompañante en el asiento delantero de un vehículo tiene más importancia de la que mayoría de las personas piensa, pues de él también depende la seguridad del viaje. En su compromiso con la seguridad vial de todos los conductores, ALD Automotive ofrece consejos a tener en cuenta por los compañeros de viaje.

Mantenerse despierto.  Uno de los errores más populares entre los copilotos es el quedarse dormido durante un viaje largo. Es importante mantenerse activo y pendiente de la carretera para observar cualquier imprevisto, pues así el conductor podrá centrarse en conducir. Además, si nuestro compañero se mantiene despierto, nos dará conversación en trayectos monótonos y nos atenderá en caso de que necesitemos las gafas de sol, agua para evitar deshidratarnos, etc.

No distraer al conductor. El copiloto debe mantener despierto al conductor, sin embargo, es importante que este no descuide su atención de la carretera. Debemos adecuar nuestro comportamiento a nuestro compañero, haciendo que el viaje sea agradable. Se aconseja ayudarle en el manejo de dispositivos que puedan distraerle como el GPS o el teléfono móvil.

Inspirar confianza y seguridad. Cuando nos sentamos en el asiento delantero, debemos adoptar una actitud calmada y sosegada. Es recomendable no asustarse ante frenazos repentinos o alertarse ante un obstáculo. Estas actitudes pueden incomodar y poner nervioso al conductor, alterando su estado de conducción.

Ayudar en las indicaciones. Cuando circulamos por un camino desconocido, si conocemos el camino, debemos apoyar a nuestro piloto con indicaciones precisas y fáciles de entender. En cambio, se aconseja no distraer al conductor con señales contradictorias.

Respetar sus normas. Cuando nos sentamos en el interior de un vehículo que no es nuestro, debemos aceptar las reglas de su propietario. No fumar, no descalzarse o no comer son algunas de las situaciones que más conflictos pueden generar entre el conductor y el copiloto.

Además de estos consejos, ALD Automotive hace hincapié en la necesidad de cambiar de conductor en trayectos largos. “El descanso cada dos horas de viaje es obligado y necesario, por ello es importante contar con un copiloto que disponga del carnet de conducir y que esté dispuesto a conducir ante cualquier situación” explica Javier Cabanas, director de la Escuela de Conducción de ALD Automotive.