Publicado el: 11 agosto de 2015

¿Cómo colocar el equipaje de verano de forma segura?

luggage-611004_640Maletas, bicicletas, neveras portátiles, objetos de playa como sombrillas o hamacas son algunos de los bultos que transportamos en el vehículo durante nuestras vacaciones estivales. Para disfrutar de estos días de descanso es muy importante ser conscientes de la seguridad vial dentro del vehículo y sobre todo, conocer cómo debemos disponer este tipo de carga de forma segura en el automóvil.

Antes de empezar a colocar nuestro equipaje en el maletero, aconsejamos realizar una lista de todos los bultos que vamos a necesitar en el viaje. De esta manera, evitaremos llevar cosas que realmente no son imprescindibles y que solamente ocuparían espacio. Además de elaborar la relación de las maletas que requeriremos, debemos ser conscientes de que cada automóvil tiene establecida una carga máxima autorizada que no se debe sobrepasar, teniendo en cuenta también los pasajeros que van a viajar. Por este motivo, es imprescindible ajustar nuestro equipaje al vehículo que tenemos.

Tras conocer estos dos consejos y sabiendo que el interior del maletero es la zona más indicada para la colocación del equipaje, ya que el consumo es menor y la conducción más cómoda, podemos comenzar a colocar la carga de forma equilibrada. Los profesionales recomendamos disponer los objetos más pesados directamente sobre la plataforma del interior del vehículo, al fondo y lo más cerca posible del eje. Los bultos más ligeros, por su parte, deben situarse encima. Toda la carga, una vez dispuesta, debe sujetarse con mallas que garanticen su sujeción.

Además del equipaje principal, es muy común dejar los bolsos de mano, los portátiles o teléfonos móviles dentro del automóvil, cerca de nuestros asientos. Ante ello, se aconseja colocarlos en las guanteras para que no estén sueltos. Si se sitúan en los asientos, el riesgo de soltarse ante cualquier incidente incrementa considerablemente, saliendo impulsados a la misma velocidad con la que se produce el choque y, en ese caso, los pasajeros pueden sufrir daños graves al colisionar contra los objetos sueltos. Según señalan algunos estudios, los objetos que salen despedidos pueden desarrollar un peso equivalente hasta 50 veces más que su propia masa durante un accidente a solo 50 km/h.

En definitiva, si seguimos estos sencillos pasos, conseguiremos disponer el equipaje de verano de forma segura en el automóvil y así aumentaremos la seguridad vial en nuestros trayectos durante estas vacaciones.