Publicado el: 8 marzo de 2015

BASF rediseña las baterías de hidruro de níquel para hacerlas más eficientes

BASF rediseña las baterías de hidruro de níquel para hacerlas más eficientesLa investigación en acumulación de energía eléctrica no para de dar sorpresas: las baterías de hidruro de níquel-metal se consideraban anticuadas tras la aparición, hace ya años, de las de ion-litio. Pero BASF dice que es posible que sean mejores para los coches.

Las baterías de ion de litio duplicaban prácticamente la capacidad de acumulación de las de hidruro de níquel-metal. Estas últimas se emplearon en vehículos eléctricos de principios de este siglo y en casi todos los híbridos que circulan por la calle.

Pero en los coches las baterías de litio siguen siendo caras. Son mejor opción, desde luego, en cuanto a autonomía e incluso tiempo de recarga, pero tampoco son la “panacea”, por lo que las empresas involucradas en esto siguen investigando en muchos frentes.

BASF está explorando las posibilidades de las “antiguas” baterías de hidruro de níquel-metal y recientemente han sido capaces de duplicar su capacidad, igualando a las de ion-litio. Aunque en sus planes está mejorar esta capacidad hasta ocho veces más, gracias a una nueva micro estructura de los materiales empleados, y a un coste de unos 129€ por kilovatio/hora, aproximadamente la mitad del de la de ion litio para un híbrido actual.

Un estudio reciente demostraba que la cantidad real de energía acumulada en este tipo de baterías de coches oscila entre los 60 y los 120 vatios/hora por kilogramo de peso, lo que las pone mucho más cerca de lo que consiguen las de hidruro de níquel-metal. Y todavía puede avanzarse más, cambiando los materiales de estas baterías, por lo que BASF continúa su investigación en este campo.