Publicado el: 10 junio de 2013

Audi también apuesta por el gas como combustible

Audi también apuesta por el gas como combustibleLa firma alemana Audi se reafirma en su apuesta por los combustibles limpios con la presentación en el pasado Salón de Ginebra de su nuevo A3 Sportback g-tron, que utiliza como carburante tanto la gasolina como el gas natural comprimido (GNC).

Esta nueva variante del popular compacto utiliza el mismo principio que otras versiones bi-fuel existentes en la actualidad. Cuenta con un motor adaptado para poder funcionar tanto con metano comprimido, a diferencia de otros modelos que utilizan GLP (una mezcla de propano y butano).

El propulsor, un 1.4 TSI de 110 CV y 200 Nm, utiliza en su arranque la gasolina, pero una vez que alcanza la temperatura de servicio necesaria cambia automáticamente a gas. Según Audi, el rendimiento del motor es exactamente igual a sus versiones únicamente de gasolina, por lo que la velocidad máxima en este caso se sitúa en 190 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 11 segundos.

Respecto a su consumo, el nuevo A3 Sportback g-tron utiliza 3,5 kg de gas cada 100 km, por lo que gracias a sus dos depósitos de 7 kg cada uno, es posible recorrer 400 km sólo con gas. A esta autonomía hay que sumar la de gasolina, que aporta otros 900 km, por lo que en total, este nuevo modelo puede recorrer 1.300 km sin repostar. Las emisiones se sitúan en unos contenidos 95 g de CO2 por cada kilómetro recorrido.