Publicado el: 6 junio de 2016

Audi presenta el nuevo A5, su berlina deportiva

Audi presenta el nuevo A5, su berlina deportivaAudi ha renovado prácticamente por completo uno de sus modelos más populares, su A5, con el que espera plantar cara al Mercedes Clase C Coupé y al BMW Serie 4, dos de las berlinas coupé de tipo Premium que mejor acogida tienen en España.

Este nuevo Audi A5 ha cambiado considerablemente, y puede distinguirse sin problema de un A4, por ejemplo. Sin embargo, sí que guarda similitudes con otros modelos de la gama de Audi, como el propio A4 o el recientemente presentado Q2. En cualquier caso, los faros LED son de nuevo diseño y sus marcadas y atractivas formas le otorgan una imagen más deportiva sin perder un ápice de elegancia. La zaga, por su parte, ofrece un diseño discreto pero poderoso.

En donde se podría decir que es más parejo al A4 es en el habitáculo, pues combina el ya conocido Audi Virtual Cockpit -con una pantalla de 12,3 pulgadas- con un salpicadero prácticamente igual. No obstante, el volante es nuevo y en la zona superior de la consola central cuenta con una pantalla de 8,3 pulgadas para controlar todo el sistema de infoentretenimiento a través del mando giratorio Audi MMI, ubicado delante de la palanca del cambio de marchas.

El interior vuelve a ser protagonista si hablamos de su espacio, pues aunque tiene una anchura 8 mm inferior a la de la generación predecesora, es 48 mm más largo en total. Además, su maletero crece en 10 litros -hasta los 465-. Todo ello no importa en lo relativo a su peso, ya que Audi ha conseguido que ‘adelgace’ hasta en 60 kg comparado con el anterior A5, lo cual repercute en una mejora de su comportamiento y eficiencia. En cuanto a su coeficiente aerodinámico, éste es de tan solo 0,25 Cx.

Como en cualquier coche lanzado en la actualidad -y más en el segmento que se mueve este coupé-, el A5 viene repleto de tecnología y de sistemas que hacen la vida más fácil a su conductor. Por lo pronto, el sistema Audi Pre Sense lo equiparán de serie todos los modelos. Se trata de una tecnología que detecta obstáculos o peatones a una distancia de hasta 100 m, lanzando un aviso e incluso activando el freno de forma autónoma si se circula a más de 85 km/h.

Por otro lado, será posible la integración de una red Wi-Fi en el coche, avisador de ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico, sistema de aparcamiento automático, asistente de cambio involuntario de carril y control de crucero adaptativo como elementos más destacados.

Si atendemos a los motores a los que se podrá asociar, el A5 estará disponible con tres alternativas diésel -un 2.0 TDI con 190 CV y un 3.0 TDI V6 con 218 o 286 CV- y otras tres opciones de gasolina -un bloque 2.0 TFSI en potencias de 190 o 252 CV y el más deportivo de la gama, el S3, que montará un propulsor biturbo 3.0 TFSI V6 con 354 CV-. Todos ellos han incrementado su eficiencia en un 20% comparado con el anterior A5, según Audi.

Igualmente, será posible dotar de la tracción total Quattro a cualquiera de estas mecánicas. Dependiendo de la versión, el nuevo Audi A5 podrá montar una transmisión manual de seis relaciones, una caja de cambios automática S-Tronic de siete marchas u otra automática Tiptronic de ocho velocidades con convertidor de par. Por último, los primeros pedidos en España para este modelo comenzarán a aceptarse una vez comience el mes de julio.