Publicado el: 7 diciembre de 2017

Consejos para arrancar el coche en invierno

arranque ALD_SCon la llegada del invierno surgen muchas dudas con relación al mantenimiento del vehículo por las bajas temperaturas. El frío suele ser un mal aliado del automóvil y al igual que el cuerpo humano, para poner en marcha el vehículo es necesario su calentamiento previo.

Tras una noche de bajas temperaturas, el vehículo que ha estado aparcado en el exterior tiene mayores dificultades para arrancar. No es recomendable forzar esta maniobra, por lo que si al accionar la llave de contacto el motor no arranca será mejor no castigar el sistema de arranque y retornar la llave a la posición inicial.

Pero sin duda, la mejor opción para evitar el desgaste mecánico o alguna avería es tener paciencia para efectuar la maniobra. Con el frío, el aceite del motor se vuelve más viscoso y pierde sus propiedades de lubricación. Este momento es clave después de la exposición del vehículo a bajas temperaturas, puesto que el aceite no será capaz de llegar a todas las piezas del vehículo y podría dañar el motor.

Una vez arranquemos el motor, lo ideal es esperar unos minutos a que el aceite coja temperatura, da igual el tipo de motor del que se trate. Uno o dos minutos serán suficientes, ya que si esperamos más tiempo se consumirá combustible innecesariamente.

ALD Automotive recomienda a los conductores realizar una conducción suave tras emprender la marcha, para evitar así la exposición del motor del vehículo a una carga de trabajo elevada.