Publicado el: 16 abril de 2016

Aparcamiento garantizado y automatizado gracias a Bosch

Bosch desarrolla un novedoso sistema para facilitar el aparcamientoLa compañía alemana Bosch automatizará el aparcamiento del coche con la tecnología Smart Parking, que se encargará de encontrar plazas libres mediante sensores y mapas digitales.

Diez minutos y 4,5 km. Esa es la media de tiempo y recorrido que los alemanes emplean en buscar un aparcamiento para su vehículo según Bosch, proceso perjudicial para el medio ambiente -por las emisiones vertidas innecesariamente- y para el propio conductor -por la pérdida de tiempo-. Pero la compañía alemana está dispuesta a acabar con ello gracias a la tecnología Smart Parking, que funciona mediante la instalación de sensores que detectan plazas de aparcamiento libres y reducen sensiblemente el tiempo de búsqueda.

¿Y cómo lo hace? Utilizando dos tipos de sensores: los primeros detectan las plazas de aparcamiento e informan al conductor si el espacio disponible es suficiente para estacionar su vehículo, mientras que los segundos usan un sistema de ultrasonidos que envía información a la nube de Bosch -Bosch IoT Cloud- y genera mapas virtuales de los aparcamientos libres. Los usuarios podrán acceder a éstos a través de internet o el sistema de navegación de su coche para que el automóvil le guíe hasta el espacio disponible. Por supuesto, esta tecnología detecta los lugares ilegales para aparcar, como vados o paradas de autobuses.

El lanzamiento de este sistema se espera para 2018, y “con el aparcamiento basado en la comunidad, estamos transformando los coches en sensores del Internet de las Cosas (IoT) y haciendo que las ciudades sean más inteligentes”, declaró Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch. De hecho, en 2016 las ventas en sistemas de asistencia al conductor de Bosch superarán por primera vez los 1.000 millones de euros.

Finalmente, Hoheisel aseguró que “el parking, tal como lo conocemos hoy día, está llamado a desaparecer en el futuro”, pues los automóviles conducirán ellos mismos hasta una plaza libre en un parking. En este sentido, el conductor lo dejará y recogerá en una zona de entrega, y establecerá los tiempos gracias a una aplicación de su teléfono móvil.