Publicado el: 13 diciembre de 2013

100 coches sin conductor, una prueba real de Volvo en Suecia

100 coches sin conductor, una prueba real de Volvo en SueciaAunque aún pueda parecer ciencia ficción, la conducción autónoma ya es una realidad gracias al proyecto Drive-Me de Volvo, que ha puesto en circulación un centenar de vehículos sin conductor en la ciudad sueca de Göteborg, sede de la firma.

Como parte de los ensayos de autoconducción que lleva a cabo en la actualidad la marca sueca, los vehículos circulan sin la participación activa de un conductor y en condiciones de circulación normales, es decir, en vías con tráfico convencional y no en entornos controlados o cerrados al tráfico.

Según Hakan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo, este proyecto piloto enlaza con la intención del gobierno sueco de reducir a cero la mortalidad de los accidentes de tráfico, también con la propia filosofía de la marca, basada en potenciar la seguridad tanto de los pasajeros de sus vehículos como de los peatones y demás conductores.

Por su parte, Erik Coelingh, especialista técnico en Volvo Car Group, afirma que el principal objetivo del proyecto Drive-Me de conducción autónoma pasa por lograr que el coche sea capaz de anticiparse a todos los posibles escenarios que pueda encontrarse al circular por sí mismo, hasta ser posible de abandonar la calzada y buscar una zona segura para detenerse si el conductor, por cualquier motivo, no está en condiciones de recuperar el control.

Los cien vehículos que ha elegido Volvo para esta prueba estarán desarrollados en la plataforma Scalable Architecture Product (SPA) de la compañía. El primer modelo en producción en utilizar esta estructura será el Volvo XC90 que llegará al mercado durante el próximo año. Entre las medidas de seguridad que incorpora destaca el estacionamiento automatizado, para el que no necesita la presencia del conductor en el propio vehículo.